¿ANSIEDAD POR COMER CARBOHIDRATOS?


Compartir

¿ANSIEDAD POR COMER CARBOHIDRATOS?

Para comer de una manera saludable, a veces no es suficiente la fuerza de voluntad. En este artículo conocerás cómo tu genética puede determinar el deseo por comer alimentos dulces y cómo establecer estrategias para controlar este impulso.

Existen proteínas específicas como el GLUT2 que se encargan de transportar la glucosa al interior de la célula. Dependiendo de tu genética, puedes transportar la glucosa de manera menos o más eficiente. La función de estas proteínas representa un papel importante en cómo puedes experimentar un deseo incontrolable por comer carbohidratos o controlar de formar adecuada la ingesta de alimentos dulces.

La ansiedad por carbohidratos, se relaciona con la dificultad para mantener un peso sano y un estado de salud óptimo. El consumo de azúcar, en especial los productos refinados, provocan efectos negativos cómo la alta ingesta de calorías y niveles elevados de insulina, además de que suelen carecer de nutrimentos y normalmente están acompañados de grasas saturadas. Controlar las cantidades de estos alimentos es fundamental para tu salud.

Recomendaciones para controlar la ansiedad:

1. Identifica qué te causa ansiedad:

La ansiedad o el antojo se producen de manera repentina, cuando reconocemos la situación que desencadena la ansiedad, es más fácil poder manejarla de una forma adecuada. Por ejemplo: “Un antojo puede durar cinco minutos, detente a pensar, si tienes hambre o estás canalizando la ansiedad por medio de la comida”.

2. Evita tener alimentos azucarados a la vista:

Limitar tener al alcance o a la vista alimentos ricos en azúcar, puede ayudarte a disminuir la ansiedad física, ya que a medida que los dejes de consumir será más fácil controlar esta conducta.

 Alimentos aliados para snack: verduras, nueces, almendras, semillas y chocolate amargo (80% de cacao o más).

3. Momento de cierre:

Tomar un té o café o lavarte los dientes, debido al sabor amargo y de la menta se genera un cierre para evitar seguir comiendo después de las comidas.

En conclusión, no todos experimentamos de la misma forma esta ansiedad por comer azúcar, por lo que la genética es una herramienta muy valiosa para poder identificar y tomar estrategias más específicas para controlar esta conducta.

A pesar de esto, debido a situaciones emocionales o ambientales podrías experimentar situaciones desafiantes que te lleven a comer este tipo de productos aumentando así? las calorías que consumes en el día.

CONTACTO


LN. Cecilia Martínez González

IG y FB: @nutriologaceciliamartinez

Consultorio: 55023253

Celular: 55 29599429

Mail: cmartinez@genovive.com.mx

Lo Nuevo



Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos